Olivia durante un entrenamiento

Olivia Wisniewska

Hay algo que se llama esgrima a ciegas. Es esgrima, pero sin mirar. ¿Suena aterrador? No lo es en absoluto. Es un deporte divertido repleto de adrenalina. Somos el primero y el único club de Suecia, que hace accesible la esgrima a las personas no videntes. Que uno no vea no significa que no pueda entrenar esgrima.

La esgrima a ciegas es casi lo mismo que la esgrima ordinaria, la diferencia consiste en que sólo se puede utilizar un solo tipo de arma, la espada. Se ejecuta un poco más lento, uno tiene puesto un antifaz que le cubre los ojos, y primero hay que buscar hasta encontrar y tocar la hoja de la espada del oponente, después se puede hacer un tocar al oponente y hacer un punto.

Todos pueden participar en la esgrima a ciegas, tanto ciegos como videntes, chicos y chicas. Como se utiliza un antifaz que cubre los ojos, todo el mundo puede competir contra todos en las mismas condiciones. Sólo utiliza la espada porque con esta arma es válido el toque en todo el cuerpo. Cuando se utiliza un tipo diferente de armas, tales como el florete, sólo son válidos los toques en el pecho. Es más difícil para los no videntes tener que hacer un toque en un solo lugar.

Olivia escribe su artículo en el ordenador

La esgrima es un deporte elegante. Hay que mostrar respeto por el entrenador, el árbitro y el oponente. Tienes que hacer un saludo al principio y al final de cada entrenamiento y cada match. Durante el match se tiene siempre que mirar al oponente. La esgrima proporciona también una formación polivalente, ya que se fortalecen los músculos de todo el cuerpo, se refuerza el balance y la percepción espacial y la adrenalina fluye. Uno se siente seguro, fuerte y preparado para seguir adelante y luchar. Hay muchas técnicas y tácticas diferentes. Cada persona puede desarrollar su propio estilo. Al competir contra alguien es por medio del arma y el oído que uno trata de encontrar al oponente y ver cómo este/esta combate.

Tanto los esgrimistas a ciegas como los entrenadores piensan que el ambiente en el club es bueno. No importa si se trata de videntes o no videntes, tampoco si eres una chica o un chico, ni de la edad que tengas, les damos la bienvenida a todos. Nos gustan todos, nos gusta estar juntos y competir entre nosotros. Cada uno puede decir lo que piensa. De acuerdo a la edad que tenga la persona ve a la esgrima desde una perspectiva diferente. Para nuestros participantes más jóvenes la esgrima es jugar con el arma de una manera segura. Creen que es como la guerra. Los jóvenes piensan que entrenando esgrima hacen ejercitan todo el cuerpo y se sienten más seguros. Nuestros participantes adultos piensan que la esgrima es un buen deporte que les permite desarrollar muchas cosas a la vez, como la velocidad.

Olivia demuestra su diploma después de un match

Nuestros entrenamientos están bien preparados, pero tenemos la intención de mejorar aún más. Hacemos calentamiento para calentar el cuerpo. A continuación, desarrollamos nuestras técnicas o repetimos lo que ya sabemos. Después de una buena lección tiene que hacer una prueba. Nuestras muestras son en match, que les permite tanto a los entrenadores como a los esgrimistas saber qués es lo que puede hacer bien y que es aquello en lo que tiene que mejorar.

Somos un pequeño club que aún está en desarrollo. Hay tantas cosas en el mundo que todavía no conocemos, pero tenemos una meta: queremos que la esgrima a ciegas sea conocida en Suecia y en Europa y, tal vez, reconocida como un deporte paraolímpico.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.