Latice - Latinamérica en el Centro

-


LatiCe busca abrir un espacio a los movimientos sociales para que sean ellos mismos los que escriban su historia.

Si querés publicar un artículo, una noticia, fotos o videos, ponete en contacto con nosotros a través de: info@latice.org


Ayudenos a construir puentes entre Latinoamérica y Suecia

Membrésia



archivo


La verdad histórica está hecha del silencio de los muertos

María Victoria Eraso

Los hallazgos de caracteres hebraicos en documentos indígenas que datan del Siglo II y la práctica de la circuncisión en viejas tribus del Brasil y de Colombia, hacen presumir que la presencia de los primeros núcleos judaizantes en América, datan de la época precolombina.

Para Fray Gregorio García y el Presbítero Miguel Ángel Mossi, la similitud etimológica entre el hebreo y las lenguas primitivas como el quichua, parecen indicar que siglos antes ya hubo vestigios de la civilización judía en América.

La hipótesis de un mestizaje entre hebreos y razas indígenas, se vincula al terreno filológico y apunta a la analogía entre algunas lenguas americanas y raíces de origen semítico.


Mossi muestra algunas de estas similitudes u homofonías en el próximo cuadro:
Quichua Hebreo
Muna (querer)Mun (refleccionar)
Chay (persona)Chay (ser viviente)
Mayu (río)Mayin (agua)
Hara (falda de cerro)Har (montaña)
Khata (cubrir)Khasa (cubrir)
Gala (sin vegetación)Qalah (despreciable)
Zara (grano)Zarah (semilla)
Gana (encender)Gana (brillar)
Taka (machucar)Daka (machucar)
Chana (época)Schana (año)
Tchata (acusar)Schatan (perseguir)

Los mayas también ofrecían en su lengua, similares analogías en materia etimológica, según el mismo autor:
MayaHebreo
El artículoAHEl artículoHA
BlancoZACLimpioZAC
VenadoCIBCiervoTZEVI

Raúl Maza, autor de "La Biblia y los Mayas- Quiches", publicado en Colombia, refiere una leyenda sinaítica con nombres sugestivos.

Señala que las tablas de piedra que portaba el Taumaturgo era llamado Chay Abah por los indígenas; allí se reconocen las palabras hebreas:

SCHAI= regalo
EBEN= piedra

Los registros de la historia colonial, son el punto de partida de nuestros conocimientos sobre la presencia hebraica en América. ¿Y antes? Hay un vacío de información. Se habla de civilizaciones desaparecidas.

"La verdad histórica está hecha del silencio de los muertos".

Menassé ben Israel, en el Siglo XVII, basado en textos históricos de Antonio Montezinos, escribió en lengua latina "La Esperanza de Israel"; allí pretende mostrar que en los primitivos pobladores de América, hubo corrientes migratorias, procedentes de las diez tribus perdidas de Israel, que se afincaron en América, Tartaria, China, Media, Río Sabático y Etiopía.

Los indígenas de Yucatán y Acuzamil, los Totones y los mexicanos se circuncidaban.

Rompían sus vestidos como los hebreos ante una noticia desagradable o muerte.

Los mexicanos y Totones y los peruanos en los Templos del Sol, guardaban eternamente fuego en sus altares, tal como Jehová lo mandaba en el Libro de Levítico.

Los indígenas de Nicaragua prohibían a las mujeres que recién había parido, hasta que se purificaran la entrada en sus Templos.

El Sábado era día festivo para ellos, obligados a asistir a los Templos, donde se realizaban distintas ceremonias.

Los peruanos se casaban con sus cuñadas, mujeres de sus hermanos difuntos, al igual que los de Nueva España y Guatemala.

Los indígenas tenían noticias de la creación del mundo y del diluvio.

En un contexto similar al bíblico, donde los protagonistas y el escenario se enmarcan con nombres indígenas:

"Las aguas del diluvio cubrieron la Tierra- dice la leyenda- y sólo se salvaron un hombre, COXCOX y una mujer XOCHIQUETZEL, en una barquilla.

Retiradas las aguas, COXCOX Y XOCHIQUETZEL salieron del arca, se hallaron en una montaña llamada COLHOOCÁN, y tuvieron un gran número de hijos, que todos fueron mudos hasta la llegada de una paloma que les enseñó lenguas tan diversas que hubieron de separarse, viendo que no podían entenderse".

Alfonso Caso autor de "El Pueblo del Sol" habla "Del Rey TEZCUCO, NEZAHUALCÓYOTL, que adoró a un dios único, invisible, absoluto e irrepresentable, llamado "Aquél por quien todos viven"

Creo que los Pueblos Indígenas y el Pueblo Hebrero siguieron caminando la Historia con circunstancias parecidas:

Exterminio, millones de indígenas, 6.000.000 de judíos en el Holocausto. Aunque hoy en día, haya personas que nieguen la existencia del Holocausto, éste sucedió, fue una realidad que no debe repetirse JAMÁS.

Los indígenas fueron desposeídos de sus tierras, mientras Israel sólo en 1948 logró que reconozcan la existencia de su Estado.

Tantos unos como otros, fueron obligados a confesar la fe católica; los judíos "marranos", a veces fueron perseguidos por clérigos judíos-católicos, que para cubrirse las espaldas, y pasar inadvertidos, permitieron horrendas persecuciones a judíos.

Distorsionaron sus nombres, quedando muy lejos sus nombres ancestrales.

Pese a todo.la mayoría conservaron secretamente la pureza de su fe.

Hoy en día, algunos indígenas funcionan en sus respectivas comunidades como "punteros políticos", obteniendo por ello diferentes beneficios para ellos mismos y sus familias, perjudicando a "sus hermanos indígenas", porque no les permiten que progresen, estudien, y abran su mente, porque donde hay pobreza, hay negocio para muchos y por mucho tiempo.

¡Qué vergüenza!

¿Algún día oirán la voz de su conciencia, acusándolos?



Publicado: octubre 2010

Más artículos de: María Victoria Eraso



  • Latice es una asociación civil sin fines de lucro org. nr.802440-4512|
  • © 2008 LatiCe