Latice - Latinamérica en el Centro

-


LatiCe busca abrir un espacio a los movimientos sociales para que sean ellos mismos los que escriban su historia.

Si querés publicar un artículo, una noticia, fotos o videos, ponete en contacto con nosotros a través de: info@latice.org


Ayudenos a construir puentes entre Latinoamérica y Suecia

Membrésia



Archivo



Venezuela: Convalidar los crímenes contra los indígenas

Homo et Natura/ Insurrectasypunto

Kaos en la Red. 14 de noviembre.- Dejar a salvo "los intereses de terceros" significa convalidar los crímenes contra los indígenas. Estos "derechos de terceros" (entes públicos o privados) se obtuvieron mediante la invasión y el asesinato premeditado y sistemático de generaciones de pueblos indígenas autóctonos.

Madre e hijaDejar a salvo "los intereses de terceros" (entes públicos o privados) significa convalidar los crímenes contra los indígenas, pues estos "derechos de terceros" se obtuvieron mediante la invasión y el asesinato premeditado y sistemático de generaciones de indígenas autóctonos.

Las y los funcionarios han dicho públicamente que pretenden "conciliar" los derechos (sic) de los terratenientes, conciliar ignominiosamente a los Yukpa y a los Barí, con sus "verdugos y asesinos históricos y actuales".

Sobre la actuación de la Comisión de Demarcación Indígena: Si bien el Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas y la Comisión Nacional de Demarcación ha realizado reuniones en las diferentes comunidades Yukpa para atender el conflicto y siguiendo instrucciones del Presidente de la República, se ha observado una exclusión permanente y reiterada de las comunidades:

Chaktapa, Guamo Pamocha, Río Yaza y Shiraji en este proceso y en específico en los espacios de decisión concretos como la Comisión Regional de Demarcación.

Al mismo tiempo las y los funcionarios de la comisión, en especial, el Ingeniero Sergio Rodríguez, Secretario Ejecutivo de la Comisión de Demarcación, insisten en que el principio que guiará el proceso será el respeto de los "derechos de terceros", quienes no por casualidad han usurpado durante décadas los territorios de nuestros hermanos indígenas a sangre y fuego.

Esta actitud es contraria a la necesaria tarea de buscar mecanismos para garantizar el derecho ancestral de los indígenas a sus tierras, y en este sentido se considera una amenaza al reconocimiento de los derechos ancestrales de los pueblos indígenas, situación que genera mayor descontento entre los Yukpa.

En concreto, la propuesta de la comisión esta orientada a firmar un acuerdo para la convivencia pacífica de todos los habitantes de la Sierra de Perijá, acuerdo que es irreal y, reiteramos, atenta contra los derechos de los indígenas a sus tierras. Históricamente los Yukpa como los Barí han sido víctimas de los ganaderos y más recientemente sus espacios han sido reducidos por las presencia de campesinos y refugiados colombianos.

Así como grupos subversivos y paramilitares colombianos, de igual manera los mega proyectos mineros de carbón y fosfato aupados por Corpozulia y capitales multinacionales. Legitimar la presencia de todos estos actores significa legalizar la reducción del hábitat indígena y condenar a los Yukpa a su exterminio.

Dejar a salvo "los intereses de terceros" (entes públicos o privados) significa convalidar los crímenes contra los indígenas, pues estos "derechos de terceros" se obtuvieron mediante la invasión y el asesinato premeditado y sistemático de generaciones de indígenas autóctonos.

Las y los funcionarios han dicho públicamente que pretenden "conciliar" los derechos (sic) de los terratenientes, conciliar ignominiosamente a los Yukpa y a los Barí, con sus "verdugos y asesinos históricos y actuales" es justificar el crimen histórico contra nuestros ancestros, y dejar en la impunidad (y en el privilegio) a sus autores. Según las decisiones jurisprudenciales en esta materia, la demarcación puede realizarse en pocos meses.

También la experiencia internacional ha señalado la prioridad de los derechos indígenas por sobre los "derechos" de los invasores posteriores, y la posibilidad de desalojar a los terratenientes (con o sin indemnización, según el caso), antes de hacer la demarcación desde y por las bases indígenas, con apoyo financiero del Estado.

Pago ya de las bienhechurías de las haciendas Tizina, Kusare, Brasil, Paja Chiquita, Medellín, Campo Libre y Ceilán. Territorios para los pueblos yukpa y barí saneados: Sin minas, ganaderos, parceleros, refugiados y desplazados colombianos producto de la guerra en Colombia. Basta del sicariato ganadero. Basta de racismo en el Ministerio Público de Machiques.

Firman: Comunidades Yukpa del Yaza, Comunidades Barí-Parte Baja, Sociedad Homo et Natura, Organización Maikiraalasalii, Ojos Rojos, Calle y Media, Mujer Kilombo, Pueblo y Conciencia, Núcleo Endógeno Cultural Capirugente, Cooperativa Cuento, Fiesta y Candela, La Vuelta al Conuco, Proyecto Sueños de Venezuela, Fundación para el Ejercicio de los Derechos Culturales de los Ciudadanos, Clorofilazul, La Voz de los Aburridos, La Voz del Monte, Grupo Jeyuu, Movimiento Estatuismo de Maracaibo, Red de Apoyo por la Justicia y la Paz, ANMCLA, Proyecto Nuestra América.

www.insurrectasypunto.org
www.kaosenlared.net/noticia/dejar-salvo-intereses-terceros-significa-convalidar-crimenes-contra-in



Publicado: diciembre 2008

Más artículos de: Homo et Natura/ Insurrectasypunto


  • LatiCe är en ideell förening med org. nr.802440-4512 |
  • © 2008 LatiCe