Latice - Latinamérica en el Centro

-


LatiCe busca abrir un espacio a los movimientos sociales para que sean ellos mismos los que escriban su historia.

Si querés publicar un artículo, una noticia, fotos o videos, ponete en contacto con nosotros a través de: info@latice.org


Ayudenos a construir puentes entre Latinoamérica y Suecia

Membrésia



archivo


América latina/El Caribe: Aumenta pobreza extrema

Noticias Aliadas

Mujeres son las más afectadas por la pobreza en América Latina
Mujeres son las más afectadas por la pobreza en América Latina.
Foto: Oxfam Internacional

Más del 10% de la población de la región vive en condiciones de pobreza extrema sin acceso a bienes y servicios básicos.

La pobreza extrema en la región ha alcanzado su nivel más alto en una década, afectando a 62 millones de personas, 10.2% de la población total de América Latina y el Caribe, según el informe "Panorama Social de América Latina 2018”, publicado el 15 de enero por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). La tasa general de pobreza, medida por ingresos, se ha mantenido en 184 millones de personas (30.2% de la población) al 2017.

El estudio incluyó revisiones de la metodología utilizada por la CEPAL para estimar la pobreza monetaria, así como nuevas mediciones sobre desigualdad funcional, gasto social y doble inclusión laboral y social, plasmadas en el documento "Medición de la pobreza por ingresos: actualización metodológica y resultados”, publicado en el 2018.

En el prólogo del citado documento metodológico, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, enfatizó que "la pobreza es una manifestación extrema de las múltiples facetas de la desigualdad. La insuficiencia de recursos monetarios para alcanzar un nivel de bienestar compatible con la dignidad humana es una de las formas más alarmantes en que se presentan las diferencias sociales. En ella se concentran a su vez privaciones en el acceso a los bienes y servicios básicos, y a una protección social adecuada, así como la falta de participación en los espacios fundamentales de la sociedad, entre otras. A su vez, la elevada desigualdad y la pobreza generan desincentivos para la innovación y la inversión en los países, por lo que representan una ineficiencia de alto costo en el proceso de desarrollo”.

Si bien desde inicios de la década del 2000 la región ha logrado importantes avances en la reducción de la pobreza y la desigualdad, en los últimos tres años se han registrado retrocesos, particularmente en lo que respecta a la pobreza extrema, señala la CEPAL, hecho considerado "preocupante y que enciende señales de alerta, en especial en un contexto regional de bajo crecimiento económico y profundas transformaciones demográficas y en el mercado de trabajo”.

Empleos precarios y bajos salarios

Al analizar los países con mayores reducciones de la pobreza entre 2012-2017, la CEPAL encontró que "en Chile, El Salvador y República Dominicana el aumento de los ingresos laborales en los hogares de menores recursos fue la fuente que más contribuyó a esa disminución, mientras que en Costa Rica, Panamá y Uruguay el principal factor fueron las pensiones y transferencias recibidas por los hogares de menores recursos”.

Al 2016, los ingresos laborales de 41.7% de la población ocupada en la región eran inferiores al salario mínimo establecido en sus países, proporción que llegaba a 48.7% en el caso de las mujeres y a 55.9% en los jóvenes entre 15 y 24 años, elevándose a 60.3% en el caso de las mujeres de ese rango de edad.

"En el 2017, la participación de las mujeres en el mercado laboral siguió siendo menor que la de los hombres, 50.2% y 74.4% respectivamente, mientras que en ese mismo año el desempleo femenino (10.4%) se mantuvo por sobre el de los hombres (7.6%). Más de la mitad de las mujeres ocupadas (51.8%) se emplean en sectores de baja productividad y de ellas el 82.2% no están afiliadas o no cotizan en un sistema de pensiones”, indica la CEPAL. A lo anterior se suma que en América Latina el 77% del trabajo no remunerado, principalmente en el hogar, es realizado por mujeres.

"Sin políticas públicas adecuadas que aborden materias claves como la formación y el empleo de las mujeres en áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, que contribuyan a evitar la precarización de los empleos y que promuevan la corresponsabilidad en los sistemas de cuidado, las mujeres no solo podrían perderse los beneficios de los empleos del futuro, sino que, además, corren el riesgo de que se perpetúen las brechas existentes y las carencias de trabajo decente que las afectan en la actualidad”, concluye el documento.

La CEPAL hizo un llamado a "implementar políticas universales sensibles a las diferencias para cerrar las brechas de acceso que afectan a los distintos grupos de la población, así como reconocer el escenario de nuevos y antiguos riesgos que inciden en la sociedad en su conjunto”.

"Es imperativo desarrollar y fortalecer las políticas públicas de protección social y las del ámbito del mercado de trabajo, abarcando medidas de inclusión social y laboral, así como políticas redistributivas en materia de ingresos”, precisó la organización. "Para ello es fundamental proteger y preservar el gasto social, fortalecer la institucionalidad social y laboral, y prestar especial atención a las causas que redundan en que la pobreza y la exclusión afecten de manera desproporcionada a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, a las mujeres en edad productiva y a las personas indígenas y afrodescendientes”.



Publicado: marzo 2019

Más: Noticias



  • Latice es una asociación civil sin fines de lucro org. nr. 802440-4512|
  • © 2008 LatiCe