Latice - Latinamérica en el Centro

-


LatiCe busca abrir un espacio a los movimientos sociales para que sean ellos mismos los que escriban su historia.

Si querés publicar un artículo, una noticia, fotos o videos, ponete en contacto con nosotros a través de: info@latice.org


Ayudenos a construir puentes entre Latinoamérica y Suecia

Membrésia



archivo


De a poquito y de a mucho

María Victoria Eraso
LatiCe

Muchas personas niegan la existencia del racismo, porque desconocen que se trata de las formas de relaciones culturales y sociales donde están presentes la negación, discriminación, subordinación, compulsión y explotación de otros en mérito a supuestas diferencias biológicas, sociales y culturales. Cosificar al otro. Negar la categoría de persona.

La Historia de Latinoamérica (incluida la Historia Argentina), fue escrita sobre relaciones raciales:

  • Con el indio
  • Con el negro
  • Con los inmigrantes europeos
  • Con los migrantes latinoamericanos de Chile, Perú, Paraguay y Bolivia.
  • Con los migrantes de provincias pobres

Se estima que al llegar los europeos a estas tierras, había una población entre 90 y 110 millones de amerindios, quedando 4 millones con el paso del tiempo.

10 millones de negros murieron cuando eran traídos a estas tierras, en tráfico de esclavos.

Realidad negada.

Aún hoy, en las escuelas primarias, se enseña mediante una enseñanza estereotipada, que el indígena es pobre, salvaje e incapaz, resaltando los vigentes paradigmas coloniales, clásicos, y nacionales, que deforman la manera de concebir el mundo.

"Una cultura muere cuando ha realizado la suma de las posibilidades. Se anquilosa, se convierte en civilización, y se planta en los siglos como árbol gigantesco, sin hojas ni savia", dice Spengler.

"Una civilización que coloniza, contando sólo con la fuerza para justificar esa colonización, es ya una civilización enferma, y termina apelando a un Hitler", señala Aimé Césaire.

La violencia es un claro emergente del proceso de expansión colonial a través de la violencia cultual y biológica, en el medio interno y externo; luego se incorpora la racionalidad.

Hay violencia campesina, estudiantil, racial, delictiva, policial, política, familiar, laboral, militar.

Habrá situación de violencia cuando una Comunidad le rehúse a la mayoría de sus miembros, la satisfacción de sus necesidades elementales.

Algunos de los desencadenantes de violencia son: Desempleo, vagancia, mendicidad en las calles, impunidad, analfabetismo, desnutrición, desigualdades, abandono de niños, abandono de ancianos, prostitución, delincuencia juvenil, hambre, baja autestima.

Los bienes existen pero están en manos de unos pocos, alterando la convivencia humana, e instaurando la violencia y provocando el aumento de los desamparados.

La violencia está instaurada en toda la Sociedad.

"El mal mayor del mundo no es la pobreza de los desherederos, sino la inconsciencia de los aprovechadores" (Lebret)

En la educación vemos claramente una violencia implícita: El opresor en la conciencia de los oprimidos (Paulo Freire) porque una educación concientizadora sería educar para la Libertad, lo cuál sería peligroso porque los alumnos tendrían las herramientas para abrir sus alas y cuestionar el sistema vigente. No conviene.

Los Medios de Comunicación Masivos sólo tratan ocasionalmente, cuando se enteran que nuestros hermanos indígenas son exterminados en la actualidad, en nombre del "Progreso y desarrollo económica" .

En nuestro país se sigue reemplazando a los indígenas, sus Comunidades y tierras, por la SOJA, que es un negocio muy productivo.

Los antiguos pobladores de las Provincias de Cuyo fueron los Huarpes, divididos en tres grandes grupos: Al N. en la actual Provincia de San Juan , los Huarpes Allentiac; al S., en Mendoza, los Huarpes Millcayac; y al E., en San Luis, los Huarpes Puntanos.

Durante mucho tiempo se creyó que los Huarpes había desaparecido. La buena noticia es que EXISTEN.

Daniela Morales, del Consejo de Jóvenes "COMUNIDAD HUARPE ZAGUA" escribió esta hermosa poesía, donde nos expresa los sentimientos de su Pueblo.

"De a poquito y de a mucho"

De a poquito nos vamos mostrando
Porque de a muchos
Nos fuimos escondiendo.

De a poquito
Vamos hablando
Porque de a muchos
Nos fueron callando.

De a poquito
Nos están devolviendo
Porque de a muchos
Nos fueron quitando.

De a poquito
Nos van reconociendo
Porque de a muchos
Nos fueron olvidando.
María Victoria Eraso
Rosario, Argentina


Publicado: abril 2011

Más artículos de: LatiCe, María Victoria Eraso



  • Latice es una asociación civil sin fines de lucro org. nr.802440-4512|
  • © 2008 LatiCe