Latice - Latinamérica en el Centro

-


LatiCe busca abrir un espacio a los movimientos sociales para que sean ellos mismos los que escriban su historia.

Si querés publicar un artículo, una noticia, fotos o videos, ponete en contacto con nosotros a través de: info@latice.org


Ayudenos a construir puentes entre Latinoamérica y Suecia

Membrésia



archivo


Indiferencia, oídos sordos y represión (Parte I)

María Cruz Ciarniello
enREDando

La represión y los asesinatos de integrantes del pueblo qom La Primavera en Formosa, no constituyen hechos aislados. Las comunidades originarias y campesinas sufren cotidianamente el despojo de sus tierras.

Indiferencia, oídos sordos y represiónLos gobiernos provinciales, en este caso, el de Gildo Insfran que desde hace 15 años gobierna la provincia, son cómplices de los emprendimientos sojeros y ganaderos que avanzan sobre los territorios. Mientras tanto, el problema habitacional y la vulneración del derecho a una vivienda digna se agudiza en las grandes urbes. A pesar de contar con leyes nacionales que amparan los derechos indígenas, el gobierno de Formosa desoye constantemente el reclamo de las organizaciones y las comunidades. Su respuesta es la represión. enREDando dialogó con dos militantes de Formosa: Pablo Chianetta, del Espacio Intercultural por el Territorio Formoseño y Reynaldo Cirigliano, docente de Pozo del Tigre.

En la comunidad qom, La Primavera, provincia de Formosa, se respira un intenso aire de injusticia y dolor. Se podría decir que en Formosa, en esta provincia relegada de la geografía argentina, muy pocas veces mencionada por las corporaciones mediáticas, el aire es, de punta a punta, dolorosamente indiferente y hostil a las realidades que viven las comunidades originarias y campesinas. Así, por lo menos, lo refleja la política que desde hace 15 años, impulsa el gobierno de Gildo Insfran.

También, aquí, en Formosa, el avance depredador del modelo sojero ha expandido la frontera agrícola con su consecuente efecto desolador: el despojo de la tierra y el desalojo de las comunidades que cuidan de ella como la vida misma. Es por eso que, al defenderla, el asesinato, la represión, la persecución, las amenazas constantes y las balas de plomo, aparecen como única respuesta de un gobierno provincial, feudal, cómplice de los intereses privados y de la propiedad privada.

El pasado 23 de noviembre, La Primavera sufrió un violento desalojo a la vera de la ruta 86, donde, desde hacía más de 4 meses, el pueblo qom mantenía un corte de ruta para exigir la restitución de 5 mil hectáreas ocupadas por emprendimientos sojeros y hasta el propio gobierno provincial. Hubo muertos, entre ellos, un policía, heridos y detenidos. En total, tres hombres de la comunidad indígena fueron asesinados: Sixto Gómez, Roberto López y días después, un delegado del Movimiento Campesino de Formosa, Mario López, tal como lo denunció en un comunicado la Organización de Naciones y Pueblos Indígenas de Argentina (ONPIA). "El miércoles 24 de noviembre el compañero Mario López, dirigente de los Pueblos Originarios, delegado del MoCaFor Movimiento Campesino de Formosa, del Pueblo Pilagas, domiciliado en la colonia Alberdi de la localidad de Estanislao del Campo, que estaba desarrollando tarea militante en su comunidad fue embestido violentamente por un automóvil conducido por un oficial de la brigada de informaciones de la Policía de la provincia, policía identificado como Pedro Arias. El compañero salía de su precaria casa para tomar la ruta nacional 81 con una motocicleta al momento que fue atropellado de frente por el policía."

"El derecho de los Pueblos Indígenas a sus tierras está amparado no solo por las compromisos internacionales que el Estado Nacional ha asumido, sino también por la Constitución Nacional, y otras leyes nacionales, entre ellas la Ley Nacional 26.160 que declara emergencia de las tierras y prohíbe los desalojos hasta que se haga el relevamiento de comunidades para la otorgación de los títulos de propiedad de las tierras ancestrales a las comunidades indígenas", afirma en un comunicado, la organización Amnistía Internacional. En este mismo documento, detalla la persecución que días antes a la represión padecían los integrantes de La Primavera. "La semana pasada, Félix Díaz, líder de la comunidad, se comunicó con Amnistía Internacional Argentina para expresar su preocupación porque estaba sufriendo amenazas de próximos desalojos de la ruta por parte de criollos vecinos y de gendarmería, impulsados por el gobierno provincial. En la mañana de ayer (22 de noviembre) pobladores no indígenas que declaran ser propietarios de una porción de tierra que los indígenas reconocen como parte de sus tierras tradicionales acompañados por la policía hicieron un primer intento para desalojar a una familia sin orden judicial y quemar la casa. La comunidad pidió la orden judicial, pero no la mostraron. Mientras los policías se alejaron del lugar, miembros de la familia Celias, una familia criolla que ocupa la tierra indígena Qom, armados y montados a caballo dispararon contra el dirigente Qom, Félix Díaz"

El Pueblo Qom de La Primavera en su blog, donde narran los hechos de represión y alzan sus voces de reclamo y reconocimiento de sus derechos, sostienen: "solo queremos que se cumplan las leyes indígenas, como ser respetar el Convenio 169, la Declaración de Derechos Indígenas de las Naciones Unidas, el artículo 75, la ley de emergencia territorial 26.160. Luego de años de golpear cientos de puertas de despachos y que la provincia nos provocara con la instalación de un Instituto Universitario en nuestro territorio no nos quedó otra posibilidad que tomar una medida como la de cortar la ruta. En estos cuatro meses de corte ningún funcionario provincial quiso hablar con nosotros. Ahora nos han reprimido: hay muertos, heridos, detenidos, nuestras casas quemadas. Y la provincia intenta culparnos. ¿Hasta dónde llegarán?"



Publicado: enero 2011

Más artículos de: enREDando



  • Latice es una asociación civil sin fines de lucro org. nr.802440-4512|
  • © 2008 LatiCe